MENSAJE DEL RECTOR  

Basamos la Educación en un profundo respeto al niño, respeto a su libertad y a su ritmo de aprendizaje, lo cual no significa dejar hacer al niño lo que quiera, sino que, muy por el contrario, conociendo profundamente las cualidades de cada niño, nuestro deber poner metas y exigencias que lo lleven a su pleno desarrollo personal, afectivo e intelectual, proporcionándole los recursos necesarios para su consecución, sin olvidar que desde una perspectiva cristiana, son los padres quienes como consecuencia natural de la vocación están llamados en primer lugar a asumir la tarea de educar a sus hijos, y al colegio apoyarlos.
Reciban un cordial saludo,

Luis Castañeda de la Viuda
Rector